¿Cómo saber si necesito lentes?

¿Cómo saber si necesito lentes?

Para algunos de nosotros sucede a una edad temprana, mientras otros notan alrededor de los 45 años que algo ha cambiado. Cuando la vista empeora, la mejor solución para recuperar la agudeza visual son unas lentes individualizadas.

De repente se da cuenta, la vista ha empeorado. Los síntomas del empeoramiento de la visión pueden variar. A algunas personas les resulta difícil leer las señales de tráfico rápidamente y a cierta distancia. Otras, por el contrario, se dan cuenta de que tienen que aguantar el libro o periódico alejado para poder leer el texto. Tanto niños como adultos pueden notar la necesidad de parpadear para volver a enfocar los objetos. Cuando se dan estos síntomas, es posible que se pregunte: ¿necesito anteojos? Sin embargo, a menudo las personas postergan pedir consejo a un oftalmólogo.

Cuando la agudeza visual empieza a empeorar, se debe a menudo a que los ojos tienen problemas de acomodación. La acomodación de la visión hace referencia a la capacidad del ojo para enfocar. Un empeoramiento de la visión puede deberse también a otros factores, como problemas de circulación u otras enfermedades, así como factores temporales. Sin embargo, independientemente de la causa, el primer paso es acudir al oftalmólogo para que realice una prueba de agudeza visual. Las pruebas de agudeza visual duran tan sólo unos minutos, ofreciendo un par de rápidas respuestas. Si está sufriendo una pérdida de la agudeza visual que no ha sido corregida mediante anteojos, sus ojos estarán obligados a realizar acomodaciones constantes. Esto se traduce en fatiga, un importante factor de riesgo.

Fuente: Vision.zeiss.com