COMER SANO

HÁBITOS SALUDABLES
MEJOR SALUD
INNOVACIONES EN SALUD

Una dieta mediterránea cuida el corazón

Webmaster



Seguir una dieta mediterránea, rica en frutos secos y aceite de oliva, reduce el riegos de infartos en pacientes con problemas del corazón, mientras que una dieta occidental es menos saludable y aumenta los riesgos de ataques.

La dieta mediteránea está basada en el consumo diario de frutas, verduras, pescado, frutos secos, aceite de oliva y alimentos no procesados. Mientras que la denominada dieta occidental, está basada en alimentos procesados o de diseño, como los son alimentos fritos en aceites sintéticos, carbohidratos refinados y bebidas azucaradas como refrescos y bebidas “energizantes” endulzadas, lo que aporta mayores niveles de grasa mala y calorías que alteran el metabolismo del cuerpo.

Entre los beneficios de la dieta mediterránea se encuentran que ayuda a reducir el llamado “colesterol malo”, ayuda a prevenir la diabetes tipo 2, por lo que se relaciona a una mayor esperanza de vida.

El ensayo tuvo por nombre “Stability” y en él se aplicó un cuestionario a 15 mil 482 personas que padecían una enfermedad coronaria estable y cuyo promedio de edad era de 67 años. El cuestionario incluía preguntas sobre su dieta diaria, es decir cuántas veces a la semana consumían cierto tipo de alimentos.

El estudio fue publicado en la revista “European Heart Journal”. En la investigación participaron personas de 39 países durante más de tres años y medio. Y las conclusiones arrojadas fueron las mismas en todos los países en donde se realizó, tanto en Europa, América del Norte, América del Sur y Asia.

“Un mayor consumo de alimentos que son menos saludables y más típicos de las dietas occidentales no se asocian con una disminución del riesgo de padecer ataques cardiacos, accidentes cardiovasculares o muerte en los pacientes con una enfermedad cardiaca existente”, explicó el profesor Ralph Stewart de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda y director del estudio.

Lee el estudio completo aquí