Uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista (TEA)

Webmaster 01/04/2017



El autismo es una afección neurológica permanente que se manifiesta en la primera infancia, independientemente del género, la raza o la condición social y económica. Los TEA son un grupo de afecciones caracterizadas por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, y por un repertorio de intereses y actividades restringidas, estereotipadas y repetitivas. Los TEA aparecen en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. En la mayoría de los casos se manifiestan en los primeros 5 años de vida. Los afectados por TEA presentan a menudo afecciones comórbidas, como epilepsia, depresión, ansiedad y trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Se calcula que 1 de cada 160 niños tiene un TEA y según los estudios epidemiológicos realizados en los últimos 50 años, la prevalencia mundial de estos trastornos parece estar aumentando.

En este Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, “ayudemos todos a cambiar las actitudes hacia las personas con autismo y reconocer sus derechos como ciudadanos, que, igual que todos los demás, tienen derecho a reivindicar esos derechos y tomar decisiones sobre su vida de acuerdo con sus propios deseos y preferencias”, mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida plena y gratificante como parte integrante de la sociedad.

En abril de 2016 se presentaron los resultados del primer estudio en México sobre la prevalencia del Transtorno Espectro Autista por la Secretaría de Salud donde nos dice que: La detección del Trastorno del Espectro Autista (TEA) durante los primeros tres años de vida es fundamental para lograr la inclusión social y escolar de los menores, además que a través de dicha investigación se encontró que hay aproximadamente 94 mil 800 niños entre cero y cuatro años de edad y 298 mil entre 5 y 19 años con este trastorno.

En su participación, el representante de la Clínica Mexicana de Autismo, doctor Carlos Marcín, expuso que el estudio sobre la prevalencia del Trastorno del Espectro Autista en México, donde la población objetivo fueron niños residentes de ocho años de edad, que asistieron a una escuela regular o de educación especial durante el ciclo escolar 2011-2012, donde se concluyó que de los 36 niños identificados con TEA, cuatro varones por cada niña padecen de este trastorno.

Carlos Marcín señaló que en el 89 por ciento de los casos, los padres de los menores notaron los primeros rasgos de autismo antes de los tres años, y 22 por ciento de infantes recibió el diagnóstico antes de cumplir esta edad. Agregó, el 61 por ciento de los progenitores consultó a algún profesionista médico, el 78 por ciento de ellos tuvo el diagnóstico confirmatorio tres años después. En este estudio también se identificó que el 33 por ciento presentó un funcionamiento intelectual dentro del rango promedio; el 69 por ciento, conductas desafiantes; el 44% problemas emocionales; el 28% tenía lenguaje fluido y, el 36 por ciento podía sostener una conversación simple.

Una vez que se haya identificado un caso de TEA, es importante que se les ofrezca al niño y a su familia información y servicios pertinentes, derivación a especialistas y ayudas prácticas de acuerdo con las necesidades particulares de cada individuo. No hay cura para los TEA. Sin embargo, las intervenciones psicosociales basadas en la evidencia, como la terapia conductual, pueden reducir las dificultades de comunicación y comportamiento social, y tener un impacto positivo en la calidad de vida y el bienestar de la persona. El establecimiento de rutinas diarias, fijando momentos concretos para las comidas, el juego, el aprendizaje, el contacto con los demás y el sueño, ayuda a evitar el estrés innecesario.

El Dr. Héctor González Gerente Médico Marketing de laboratorio Landsteiner Scientific® comenta que dentro del portafolio de productos que tiene el laboratorio para tratar problemas del sistema nervioso central se encuentran productos para estás múltiples comorbilidades: antiepilépticos, antineuríticos, analgésicos, antidepresivos, etc.; mismos que son opciones accesibles, confiables y seguras, ya que están autorizadas por todas las autoridades Mexicanas relacionadas. Recomienda que consulte a su médico para mayor información sobre dichos productos e invita a crear conciencia sobre dicho trastorno así como promover la inclusión social de las personas que lo presentan.