La inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad a nivel mundial

Webmaster 06/04/2017



La OMS define la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Ello incluye las actividades realizadas al trabajar, jugar y viajar, las tareas domésticas y las actividades recreativas.

La expresión «actividad física» no se debería confundir con «ejercicio», que es una subcategoría de actividad física que se planea, está estructurada, es repetitiva y tiene como objetivo mejorar o mantener uno o más componentes del estado físico. La actividad física —tanto moderada como intensa— es beneficiosa para la salud.

La actividad física regular y en niveles adecuados:

• mejora el estado muscular y cardiorrespiratorio;
• mejora la salud ósea y funcional;
• reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, diferentes tipos de cáncer (como el cáncer de mama y el de colon) y depresión;
• reduce el riesgo de caídas y de fracturas vertebrales o de cadera; y
• es fundamental para el equilibrio energético y el control de peso.

En el marco del Día Mundial de la Actividad Física, celebrado este 06 de abril es importante saber que:

• A nivel mundial, uno de cada cuatro adultos no tiene un nivel suficiente de actividad física.
• Más del 80% de la población adolescente del mundo no tiene un nivel suficiente de actividad física.
• El 56% de los Estados Miembros de la OMS ha puesto en marcha políticas para reducir la inactividad física.
• Las personas que no hacen suficiente ejercicio físico presentan un riesgo de mortalidad entre un 20% y un 30% superior al de aquellas que son lo suficientemente activas.
• En 2010, a escala mundial, un 81% de los adolescentes de 11 a 17 años de edad no se mantenían suficientemente activos. Las chicas eran menos activas que los chicos: un 84% de ellas incumplía las recomendaciones de la OMS, por un 78% en el caso de los varones.

La inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad a nivel mundial (6%), es la causa principal del 21% al 25% de los cánceres de mama y colon respectivamente, 27% de casos de diabetes y 30% de la carga de cardiopatía isquémica a nivel mundial.

Diversas publicaciones científicas han analizado los determinantes sociales que influyen en la práctica de actividad física y han concluido al respecto que a nivel mundial existen 31.1% de personas adultas inactivas, siendo esta prevalencia más baja en el suroeste de Asia (17%) vs lo reportado en el continente Americano y el Mediterráneo (43%).

Con relación a la población mexicana, la ENSANUT 2012 destaca los bajos índices de actividad física sobre todo en la población de niñas, niños y adolescentes. En el grupo de 10 a 14 años, el 58.6% afirmó no haber realizado ninguna actividad física.

La alimentación incorrecta y la inactividad física son los principales factores que intervienen en el desarrollo del sobrepeso, la obesidad y las enfermedades no transmisibles (ENT) como la diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares, las dos principales causas de mortalidad general en México, es por esto que Landsteiner Scientific® recomienda incluir en la vida diaria una mayor activación física y en los casos de pacientes con diabetes reforzar los pilares: “Alimentación”, “Ejercicio “y “Medicamento” los cuales reducirán el riesgo de descontrol y complicaciones.