Día Mundial del Parkinson

Webmaster 11/04/2017



Los trastornos neurológicos son enfermedades del sistema nervioso central y periférico. Entre esos trastornos se cuentan la epilepsia, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, enfermedades cerebrovasculares tales como los accidentes cerebrovasculares, la migraña y otras cefalalgias, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, las infecciones neurológicas, los tumores cerebrales, las afecciones traumáticas del sistema nervioso tales como los traumatismos craneoencefálicos, y los trastornos neurológicos causado por la desnutrición.

Desde 1997, la Organización Mundial de la Salud declaró el 11 de Abril como el Día Mundial del Parkinson, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de James Parkinson, neurólogo británico que en 1817 describió lo que en aquel tiempo llamó Parálisis Agitante y que hoy en día conocemos como Enfermedad de Parkinson

En el marco de dicha celebración el Dr. Héctor González Médico Internista nos dice que: La enfermedad de Parkinson es una alteración neurológica caracterizada por la pérdida prematura de algunas células del cerebro muy especializadas. Su control dependerá mucho del apego farmacológico y de la implementación de terapias físicas y emocionales.

La enfermedad de Parkinson suele comenzar entre los 50 y 65 años de edad, aunque existe un número reducido de casos antes de los 40 años y se le llama Parkinson juvenil. Puede presentarse tanto en hombres como en mujeres y en todas las razas. No es hereditaria ni contagiosa. Si bien esta enfermedad dificulta el movimiento, no causa parálisis.

El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa (detrás del Alzheimer) más común del mundo y está muy relacionada con el envejecimiento debido a que es más común en personas mayores de 60 años.

Hasta el día de hoy el Parkinson no tiene cura, sólo se cuenta con un medicamento que controlan los movimientos involuntarios y mejoran la movilidad; sus síntomas van apareciendo de poco en poco casi sin “avisar”; algunos son temblor en reposo; rigidez; lentitud de movimientos; alteración del equilibrio.

Los científicos han tratado de encontrar la causa de esta enfermedad, pero hasta ahora sólo se habla de factores que pueden tener relación con aspectos infecciosos, genéticos, envejecimiento prematuro y factores tóxicos.

Aunque la causa puede ser indefinida, se habla de un desequilibrio químico. Los síntomas de la enfermedad aparecen cuando se produce una disminución en la secreción de un neurotransmisor, llamado Dopamina.

Landsteiner Scientific® te recomienda consultar a tu médico, no automedicarte y utilizar productos que cumplan con todos los requerimientos sanitarios.