La orientación sexual en la adolescencia

La orientación sexual en la adolescencia

La adolescencia es una época de cambios, unos de los más significativos tiene que ver con los “cambios físicos” y más concretamente con los sexuales, el desarrollo sexual, es el cambio más importante que se produce en la adolescencia.

Al mismo tiempo se producen otros cambios que tiene que ver con “cambios en personalidad” como es la búsqueda de mi identidad, y como tal la búsqueda de mi identidad sexual.

 La identidad sexual adulta incluye varios aspectos:

 Identidad de Género: Sentido personal de ser masculino o femenino.

  • El “rol sexual”: expectación social y cultural, actitudes (estereotipos) y creencias de conducta masculina o femenina.
  • La “personalidad”: comprende todos los rasgos individuales y la predisposición.
  • La “orientación sexual” corresponde a los patrones de conductas físicas y de atracciones emocionales y eróticas hacia los demás.

El término “orientación sexual” se refiere al sexo (es decir masculino o femenino) hacia el que la persona se siente atraída. Existen diferentes tipos de orientación sexual:

  • Heterosexual: Las personas heterosexuales sienten una atracción romántica y física hacia miembros del sexo opuesto: los hombres heterosexuales sienten atracción por las mujeres y las mujeres heterosexuales sienten atracción por los hombres. A veces se hace referencia a los heterosexuales como “hetero”.
  • Homosexuales: Las personas homosexuales sienten una atracción romántica y física hacia personas del mismo sexo: las mujeres que sienten atracción por otras mujeres son lesbianas; a los hombres que sienten atracción por otros hombres se los suele llamar gays. (El término gay también se utiliza, en algunas ocasiones, para describir a personas homosexuales de cualquier sexo).
  • Bisexual: Las personas bisexuales sienten una atracción romántica y física hacia personas de ambos sexos.

 A muchos jóvenes les lleva tiempo comprender quiénes son y en qué se están transformando, la adolescencia representa un período de tiempo para la exploración y la experimentación. De tal manera, la actividad sexual no refleja necesariamente la orientación sexual actual ni futura. Además la actividad sexual debe entenderse como una conducta, mientras que la orientación sexual es un componente de la identidad personal. Muchos adolescentes experimentan una variada muestra de conducta sexual que van incorporando a su proceso de identidad sexual, consolidándose a través de un largo período.

No conviene interpretar el significado de las conductas sexuales en relación a la identidad sexual:

  • Muchos jóvenes homosexuales pueden tener experiencias heterosexuales.
  • Los adolescentes y jóvenes heterosexuales pueden tener experiencias homosexuales.
  • Algunos adolescentes pueden tener una autoidentificación homosexual sin que nunca hayan tenido experiencias sexuales de ningún tipo.

Fuente: Su médico.com

Deja un comentario